La odisea de la Licencia de Conducir, Parte 1

Es bueno aprender una habilidad nueva cuando estás en un momento complicado de la vida. Y es mucho más bueno que tu habilidad sea validada por alguien competente para hacerlo.

Hace algunos meses cuando me di cuenta que iba a tener mucho tiempo libre por razones que comentaré en otra oportunidad, decidí que era el momento de obtener mi licencia de conducir.

Todo empezó este verano, mi papá me enseñó a manejar. No soy un alumno fácil, pero con un poco de paciencia y mucha práctica todo es posible. Creo que lo fundamental para conducir un vehículo motorizado es la confianza (además de la coordinación, pero eso se va desarrollando con el tiempo).

En septiembre me matriculé en una Escuela de Conductores en mi pueblo (técnicamente es una ciudad, acá la vida es muy sana pero nunca pasa ná). El curso consistía en 20 horas de clases teóricas + 14 sesiones de clases prácticas que se dividían en 12 días de conducción con un instructor al lado + 1 clase para conocer un auto + 1 clase donde se hacía el examen psicotécnico.

El único horario en donde se dictaban las clases teóricas era en la noche, entre 19:00 y 21:00 hrs, tenía 24 compañeritos, entre ellos una monja. Esto fue como volver al colegio. El profe era muy machista y siempre le preguntaba a mi compañera monja por "su pololo". Las clases duraron dos semanas, después de las cuales empezaron las sesiones prácticas. Yo ya sabía manejar, pero nunca había estado en un auto en las calles, por suerte, el Auto Escuela, tiene pedales en el lado del copiloto, así el instructor iba frenando cuando yo estaba a punto de chocar (pasó un par de veces).

Luego de aprobar el curso con nota 100 en teoría (el profe soplaba en las pruebas) y 95 en conducción práctica (se me paraba el auto a veces), tenía que ir a la Dirección del Tránsito a pedir una hora para sacar la licencia.

En mi pueblo hay mucha demanda y un mal sistema para obtener la licencia, así que cuando uno va por primera vez, hay que pedir hora para dos meses después. Pero, en fin, solo quedaba esperar.

Los dos meses terminaron este lunes 30 de noviembre, cuando estaba citado para el examen teórico. Coincidentemente era el día de la PSU, asi que habían muchos niños en la calle con sus tarjetas de identificación. <inserte su emoji favorito que exprese nostalgia aquí>

El Examen Teórico

Hasta diciembre de 2012, el examen teórico de la licencia de conducir era un cuestionario de unas pocas preguntas, el cual si era memorizado podía resultar muy fácil conseguir buenos resultados. Era tomado y revisado por un ser humano así que se prestaba para amiguismos.

Actualmente el examen teórico se toma mediante un software. Existe un banco de más de 800 preguntas de 3 alternativas (A, B o C), de las cuales solo hay que contestar 35 (son seleccionadas al azar por el software). El examen tiene en total 38 puntos y se aprueba con 33 puntos mínimo. Hay 3 preguntas que tienen doble puntaje (aparece un mensaje "Doble puntaje" arriba de la pregunta). Las preguntas se basan (son muy textuales) en el Libro del Nuevo Conductor, el cual básicamente es un lavacerebros que enseña 50% sobre como causar accidentes bajo los efectos de drogas y alcohol y 50% sobre cosas que no se pueden hacer.

En caso de reprobar, se puede repetir sin restricción de plazo una vez sin pagar otra vez. En caso de volverlo a reprobar, hay que volver a pagar. En caso de reprobar otra vez, hay que volver en 30 días. En caso de volver a reprobar, hay que volver en 6 meses.

Rindiendo el examen teórico

El sistema de gestionar el orden de las personas es malo en mi pueblo. Habíamos como 50 personas esperando. A los nuevos nos citaron a las 8:30 hrs. A los que venían a repetir el examen (porque sacaron menos de 33 puntos) a las 8:00 hrs. Nos llamaban por orden de antigüedad, es decir, los que venían a repetir más veces el examen entraban antes. Yo como venía por primera vez, quedé para el final. Luego de una espera de 6 horas, y después de escuchar a los que estaban sentados al lado mio conversando de lo fácil que era reprobar porque ellos venían por 3° vez a dar el examen. Me tocó darlo casi a las 14:00 hrs y si bien no me maté estudiando, si leí el libro.

Las preguntas en si no son difíciles. El problema es que las preguntan de forma complicada.

"Bla bla bla, marque la alternativa FALSA" y la gente no lee y marca la verdadera.

Me equivoqué en dos preguntas...
ASÍ QUE APROBÉÉÉÉÉ!!!!!!
щ(゚Д゚щ)

  1. Usted nota que la dirección del vehículo está débil en un día lluvioso, ¿qué debe hacer?A) Alejarse de los charcos de agua (YO MARQUÉ ESTA)
    B) Detener el vehículo
    C) Disminuir la velocidad (CORRECTA)
  2. Un conductor que viene en dirección contraria conduce con las luces altas y por lo tanto usted es cegado, ¿qué debe hacer?

    A) Hacer cambio de luces (YO MARQUÉ ESTA PORQUE SOY COQUETO)
    B) Disminuir la velocidad (CORRECTA)
    C) Detener el vehículo

Luego de terminar el examen, mi computador envió una orden de impresión a la persona que gestionaba los computadores.

Y me citaron para hoy a las 16:00 hrs para el examen  médico.

El Examen médico

Estuve esperando como 1 hora y media. Entré. Me hicieron ver unas figuras para que yo dijera lejos/cerca, colores, formas, letras, etc. Me demoré menos de 5 minutos.

Me pasaron unas hojas, las leí a la rápida y me di cuenta que me analizaron desde que entré por la puerta. Había una parte que decía "Conducta al entrar", "Tono de voz", "Tranquilidad al responder preguntas", etc.

El Examen Práctico

Ya que hay mucha gente y mucha burocracia en mi pueblo, tendré que esperar hasta el 16 de diciembre para rendir el examen práctico, pero ya no choco tanto con las esquinas así que creo que me irá bien.

Continua en la Parte 2.

One thought on “La odisea de la Licencia de Conducir, Parte 1”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *